Sesgos Inconscientes: ¿cómo combatirlos en la captación y selección del talento?

Post portada - Sesgos Inconscientes: ¿cómo combatirlos en la captación y selección del talento?

Sesgos Inconscientes: ¿cómo combatirlos en la captación y selección del talento?

Post - Sesgos Inconscientes: ¿cómo combatirlos en la captación y selección del talento?

A la hora de seleccionar, nuestra mente crea un concepto o juicio sobre la persona, objeto o idea de manera anticipada. A la hora de contratar a empleados ocurre algo parecido.

Los reclutadores pueden dejarse llevar por factores que no determinan la capacidad del candidato; como puede ser la imagen, la universidad a la que acudieron, su entorno familiar o social, …y esto puede complicar el proceso al depender de factores meramente subjetivos.

Para evitar los sesgos inconscientes, es fundamental enseñar a los reclutadores los diferentes prejudicios que pueden darse en la toma de decisiones, para que puedan reconocerlos e intentar evitarlos. De esta manera, su decisión no dependerá de criterios subjetivos y la contratación se producirá de manera más objetiva.

A la hora de leer currículums, sería conveniente suprimir su nombre, sexo y otras informaciones que pueden potenciar la discriminación, como si se tratara de un CV ciego. Así el reclutador podrá centrarse solo en las habilidades que posee el candidato y sus capacidades.

Realizar una profunda evaluación sobre lo que realmente nos interesa de los empleados potenciales es fundamental a la hora de seleccionar al candidato. No sólo proporciona una contratación más eficaz, sino que ayuda a los reclutadores a centrarse en las capacidades y habilidades que la empresa necesita.

Para esto, es útil la creación de un buyer person del empleado, algo que nos ayudará a valorar qué candidatos responden a las necesidades de la empresa.

Otra estrategia efectiva es la creación de una lista de preguntas fijas, para evitar hacer preguntas que ellos consideren oportunas en base a sesgos. Elaborar las mismas preguntas para todos los candidatos, nos facilita poder encontrar al candidato perfecto eliminado los sesgos desde el inicio.

En una empresa es importante la diversidad de empleados, y esto incluye también a los responsables de la contratación. Es beneficioso que la compañía tenga a varios reclutadores, ya que, al haber diferentes personas y visiones del mundo, se conseguirá una contratación de empleados diversos, los cuales aportarán diferentes soluciones y opiniones mejorando el proceso de trabajo.

Los sesgos no nos permiten alcanzar el objetivo final de la diversidad. Para los empleados, trabajar en un entorno diverso ayuda a fomentar la comunicación interna y el respeto, además de que genera una visión más rica a cualquier solución. Si conseguimos eliminar los sesgos lograremos una contratación justa y efectiva en base a los objetivos de la empresa.