La responsabilidad social como valor de innovación en las empresas

La responsabilidad social como valor de innovación en las empresas blog qaleon

La responsabilidad social como valor de innovación en las empresas

foto responsabilidad social como valor de innovación en las empresas

Las empresas buscan potenciar el valor corporativo a través de diferentes estrategias con un impacto directo en la responsabilidad social. Suelen ser acciones que se llevan a cabo en la autorrealización pero más a allá del buen efecto reputacional, son medidas que ayudan a fomentar la innovación corporativa. En este artículo trataremos La ICS, La Innovación Social Corporativa.

¿Qué es la responsabilidad social?

La Responsabilidad Social Empresarial o Corporativa (RSE o RSC) según la Comisión Europea es la “Responsabilidad de las empresas por sus impactos de la sociedad”. Es un término que se comenzó a nombrar en la década de los 90 como resultado al proceso de globalización y del desarrollo de las sociedades y las empresas.

Su objetivo de mejorar el entorno en el que convivimos a través de una reducción del impacto de las empresas en tres ámbitos, económico, social y medioambiental. Genera a su vez un efecto interno en la empresa de mejora de la reputación y la imagen con impactos en la retención o la atracción del talento además también tiene un impacto directo en la financiación de las empresas.

Importancia de la responsabilidad social como valor de innovación

Un reciente artículo en la Harvard Business Review, titulado «The Sustainability Imperative», desarrolla la idea de que el imperativo de la sostenibilidad está siendo un motor de innovación en las empresas.

Para llevar a cabo este impulso de sostenibilidad, se debe contar con el liderazgo del CSO (Chief Sustainability Officer). Además de su labor, hay que hacerla apoyándose en los equipos internos y también en stakeholders, expertos, Administración Pública y consultores entre otros.

La verdadera innovación social requiere que el cambio ocurra a través de estos diferentes niveles o escalas para que el impacto sea fuerte y duradero, de modo que algo que parecía imposible cambiar en el mundo se vuelve muy diferente. Implican cambios que son a la vez, nuevos y buenos.

El principal efecto generado es que las empresas entran en una dinámica de ventaja competitiva que impulsa la financiación y la cuenta de resultados. Esto, a su vez, les permite crecer y expandir su modelo de negocio.

Como llevar a cabo la RSC

De acuerdo con el artículo mencionado anteriormente, para llevar a cabo acciones y estrategia de RSE o RSC se debe realizar en cuatro períodos diferenciados. Estas fases son resultado de las mejores empresas tras enfrentarse a procesos de innovación y son:

  • Primero, las empresas empiezan centrándose en hacer las cosas en una nueva forma y mejor de lo que se había hecho. Tratan de buscar la eficiencia de costes, recursos, y velocidad de servicio al cliente.
  • Segundo, tratan de reformular productos, servicios, procesos o funciones para buscar una mayor eficiencia en los resultados.
  • Tercero, se trata de cambiar desde el núcleo del negocio los enfoques de innovación. Para seguir una estrategia de dentro hacia afuera.
  • Cuarto, por último, se trata de innovar en nuevos modelos de negocio que afectan a toda la compañía. Es decir, es un proceso de innovación que afecta de manera especial a la cultura corporativa, al valor de la marca y otros valores imperceptibles que impulsan la ventaja competitiva de la empresa.

Si quieres impulsar la sostenibilidad en tu empresa, te recomendamos SineQia. Una herramienta de inteligencia de negocio que analiza la sostenibilidad en la empresa en base a los criterios GRI y a los ODS de la agenda 2030.