¿Cómo impacta la Gran Renuncia en el sector IT?

gran renuncia sector IT

¿Cómo impacta la Gran Renuncia en el sector IT?

Actualmente nos enfrentamos a la tan temida “Gran Renuncia”, fenómeno que podemos definir como una ola de renuncias a gran escala que comenzó en Estados Unidos en el año 2021 y que se ha expandido por Europa. Millones de personas dejaron sus trabajos en busca de mejores oportunidades. Pero ¿Podemos decir que esta situación se está repitiendo en España? Si y no. Para responder a esta pregunta lo adecuado sería analizar el tejido laboral español y su cultura, ya que a nivel país no se ve manifestada esta “deserción”, dado que España tiene un índice de desocupación muy superior al de Estados Unidos y otra mentalidad respecto del trabajo. El trabajador español es más conservador en términos laborales que su vecino del otro lado del Atlántico. 

Dicho todo esto, queda evidenciado que la Gran Renuncia no es algo que esté sucediendo en España, por lo menos no en todos los sectores del mercado laboral. Puntualmente la rotación y el desajuste entre oferta y demanda entre puestos de trabajo y profesionales que hay en el sector IT, puede llegar a ser una réplica de este fenómeno a menor escala.

Motivos como la pérdida del miedo a dejar el trabajo, la falta de un feedback continuo y de calidad por parte de los jefes a sus equipos y organizaciones que no se adaptan a las necesidades de sus empleados, son las causas, a grandes rasgos, que están haciendo que el sector de la consultoría IT tenga uno de los índices de rotación voluntaria más altos de España. Según Linkedin “El sector IT con una tasa del 13,2% es el que cuenta con mayores índices de rotación”. De igual modo un estudio de Rand Europe afirma “el 64% de las grandes empresas y el 56% de las pequeñas y medianas están teniendo problemas para encontrar talento para puestos de trabajo relacionados con Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC)”.

Como consecuencia de esta rotación, las empresas pierden recursos y tiempo, ya que los proyectos se ralentizan, se pierde el know-how y la calidad de los proyectos disminuye. Por otro lado, se encuentran los altos costes de la selección de un nuevo recurso y la escasez que hay en este momento en el mercado de perfiles tecnológicos, lo que se conoce como brecha digital.

Para poder hacer frente a esta situación, tanto los profesionales de Recursos Humanos como los responsables de los departamentos de Personas y los directores de las diferentes áreas de las organizaciones, deben trabajar en conjunto, conocer a las personas que dirigen, escucharlas, motivarlas y desafiarlas a superarse día a día. Pero sobre todo, deben aprender a escoger adecuadamente a los líderes que trasmiten los valores y la cultura de sus empresas, ya que solo así podrán frenar la “Gran renuncia del sector IT”.