Los desafíos más comunes de reclutamiento

Los desafíos más comunes de reclutamiento

Los desafíos más comunes de reclutamiento

Los desafíos de contratación varían en función del tamaño de la empresa en la que se trabaja o el sector en el que se encuentra. Sin embargo, hay una serie de problemas que suelen ser comunes para todos los reclutadores:

  1. Atraer a los candidatos adecuados

Entre un grupo limitado de candidatos, se suele elegir al mejor candidato de entre este, pero no el más adecuado para la oferta de trabajo. Una manera más fácil de encontrar al candidato adecuado es un grupo más pequeños de talentos más calificados. Para ello, es importante que los requisitos en los anuncios de empleo sean claros y explícitos.

  1. Involucrar a candidatos calificados

Los candidatos calificados suelen estar muy solicitados y para llegar a ellos hay que conseguir persuadir a los candidatos para que prefieran trabajar en tu compañía antes que en la de tus competidores. Es fundamental realizar una previa investigación sobre qué lo motiva y qué lo hace feliz en su trabajo para personalizar los correos electrónicos.

  1. Contratación rápida

Las empresas quieren contratar lo más rápido posible, porque los puestos vacantes cuestan dinero y retrasan las operaciones. Sin embargo, dependiendo del sector, una contratación puede llevar varios meses, presionando a los reclutadores y frustrando a los equipos de contratación. El proceso de contratación puede ser demasiado largo o los equipos de contratación pueden tener dificultades para llegar a un consenso, lo que da como resultado que los mejores candidatos encuentren trabajo en otras empresas. Para evitar esto, existen numerosas herramientas para agilizar el proceso y de manera más eficaz.

  1. Uso de reclutamiento basado en datos

Las hojas de cálculo son una forma de hacer un seguimiento de los datos de contratación, pero requieren trabajo manual, son propensas a errores humanos y no son compatibles. Esto dificulta el seguimiento preciso de los datos y las tendencias. Los equipos de contratación necesitan formas de compilar y organizar los datos de una manera eficiente y racionalizada. Para ello, se puede almacenar datos y exportar informes útiles utilizando sistemas como ATS, Google Analytics o software de marketing de reclutamiento.

  1. Construyendo una marca de empleador fuerte

Una buena marca de empleador le ayuda a atraer a mejores candidatos. Las organizaciones que invierten en la creación de una marca de empleador tienen tres veces más probabilidades de hacer una contratación de calidad. Sin embargo, es un proceso complejo que incluye desde asegurar una experiencia positiva como candidato hasta promover su cultura en los medios sociales. Es un esfuerzo continuo y colectivo que requiere que usted salga de sus tareas habituales y se asegure la participación de sus empleados.

  1. Asegurar una buena experiencia como candidato

La experiencia de los candidatos no solo es importante para la imagen de marca del empleador, sino que también es un factor para tener en cuenta cuando los mejores candidatos evalúan las ofertas de trabajo de una organización. El trato con los candidatos durante el proceso de contratación refleja la manera en que se les tratará después de la contratación. Si tuvieron una mala experiencia, es menos probable que acepten. Por el contrario, las experiencias positivas de los candidatos pueden mejorar su marca de empleador y alentar a los buenos candidatos a postularse y aceptar sus ofertas de trabajo.