Importancia de la igualdad en el ámbito laboral

Importancia de la igualdad en el ámbito laboral

Aunque la desigualdad de género se está reduciendo en algunas partes del mundo, todavía hay un largo camino por recorrer. Varios estudios revelan que las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de tener un acceso limitado a la educación y a los servicios de salud. También están subrepresentadas en el acceso a los recursos económicos y en la vida pública.

En muchos países las mujeres aún no cuentan con los mismos derechos laborales que los hombres. Esta es una realidad que todavía sigue presente en pleno siglo XXI. Otro de los temas más importantes es la brecha salarial existente entre hombres y mujeres, que en la actualidad tardará años en desaparecer. Las mujeres suelen estar peor remuneradas que los hombres en el desempeño de las mismas funciones y este es uno de los puntos en los que debemos trabajar si queremos que haya una igualdad de oportunidades en el mundo laboral.

Conscientes de esta realidad, Qaleon quiere aportar su “grano de arena” de la mejor manera que sabe, mediante el desarrollo de una solución que ayuda a las empresas en el cumplimiento en materia de igualdad y de igualdad retributiva en el ámbito empresarial. iQAL es una solución que ayuda a las empresas a conocer el grado de cumplimiento en materia de igualdad e igualdad retributiva entre mujeres y hombres, además recoge las líneas de mejora. Los beneficios de la igualdad de oportunidades para la empresa son numerosos y notables:

1. Atrae y retiene el talento idóneo:

Cuando una empresa fomenta la igualdad, la mayor ventaja es el gran aumento de oportunidades para encontrar candidatos competentes. Además desempeña un papel fundamental en la fidelización del talento.

2. Impulsa la colaboración:

Los lugares de trabajo modernos están cambiando rápidamente. El trabajo en equipo es una de las soft skills (habilidades blandas) más demandadas en las organizaciones. Cuando se favorece una cultura de diversidad e igualdad de oportunidades en la empresa, se mejora la colaboración y el resultado del trabajo en equipo aporta unos resultados increíbles.

Una combinación entre las habilidades y experiencia en un equipo también significa un aprendizaje constante para cada uno de los miembros del equipo. Ayuda a construir equipos centrados en la consecución de los objetivos de empresa.

3. Ayuda llegar a más clientes:

Otra gran ventaja para las empresas que adoptan la igualdad es el surgimiento de una marca global. Contribuye a una mejor representación con los objetivos de clientes y consumidores y ayuda a un mejor posicionamiento del mercado objetivo.

4. Mejora la reputación de la marca:

La forma en que se percibe a una empresa es un asunto de gran importancia. Atrás quedó la cultura empresarial enfocada en la orientación a resultados. Hoy en día es necesario crear modelos de negocio sostenibles que además devuelva parte de los beneficios obtenidos a la sociedad. Este punto es clave para atraer al mejor talento. Las empresas compiten para formar parte de rankings como el mejor lugar para trabajar (Best Workplaces) que premia a los mejores lugares para trabajar.

Tener una cultura diversa e inclusiva es uno de los criterios más importantes que ayudan a construir una imagen de marca positiva.

5. Aumenta la productividad:

Las empresas no pueden crecer si todos dentro de ellas piensan o actúan igual y tienen intereses similares.

Cuando se reúne a personas de distinto género se amplía la gama de ideas para hacer frente a una situación. Se estimulan las ideas creativas y de pensamiento y hasta la resolución de conflictos y la innovación salen reforzadas. Estos factores en conjunto dan como resultado una mayor productividad y un rendimiento eficiente.

6. Incrementa el compromiso de los empleados:

Los empleados se sienten involucrados en una empresa en el que todos son tratados con respeto, sin importar de qué sexo son o cómo se ven. El trato respetuoso de todos los empleados es un factor muy importante en su satisfacción laboral.

La defensa de la igualdad de oportunidades asegura una plantilla más equilibrada y representativa. Construye una cultura de empresa inclusiva e impulsa la comunicación y el trabajo en equipo. La igualdad, por lo tanto, es un gran impulsor de la satisfacción de los empleados, la productividad y el crecimiento de la empresa.