3 razones para apostar por la innovación empresarial

3 razones para apostar por la innovación empresarial

3 razones para apostar por la innovación empresarial

Innovar implica un proceso de transformación. Está asociada al progreso, al desarrollo humano y tecnológico, a la creación de nuevos modelos de negocio, de nuevos empleos, a la mejora de productos y servicios. Por ello, la innovación se constituye en uno de los principales motores de crecimiento y competitividad para las empresas.

Conscientes de esta necesidad, en Qaleon, hemos lanzado InnoApp, una solución para que las empresas puedan conocer su grado de innovación y cómo impulsar una cultura innovadora dentro de la organización.

¿Qué es innovación en la empresa?

La innovación empresarial es el acto de introducir algo nuevo en una empresa -ya sea un nuevo producto, una nueva estrategia de mercado, un nuevo proceso, etc.- con el fin de revitalizar la empresa y promover un nuevo valor y crecimiento.

Cuando una empresa innova, puede mejorar sus productos, procesos o metodologías existentes, o puede crear otros nuevos desde cero.

3 razones para impulsar la innovación

La innovación es un factor determinante en la competitividad de las empresas. Tener la capacidad de responder a la velocidad con la que se están produciendo los cambios y, además, seguir creciendo, es un reto que supone grandes desafíos, y que toda empresa debe considerar para mantenerse en el mercado. Con la innovación se crea valor e impacto. ¿En qué te puede ayudar la innovación?

La innovación hace crecer tu negocio. El crecimiento del negocio significa el aumento de los beneficios. La innovación permite añadir valor a tu negocio para que puedas aumentar los beneficios; si no innova y si no se innova bien, el negocio se estancará.

La innovación ayuda a mantenerse por delante de la competencia. Con la globalización y un mercado que cambia rápidamente, hay más empresas que compiten. El pensamiento innovador ayuda a anticiparse y a mantenerse al día con las necesidades de los clientes.

La innovación ayuda a aprovechar las nuevas tecnologías como palanca de cambio. La tecnología está evolucionando más rápido que nunca, lo que significa que puede haber nuevas tecnologías más eficientes para fabricar mejores productos, ofrecer sus servicios, comercializar su negocio o hacer un seguimiento para valorar el rendimiento. Si se aprovecha estas nuevas tecnologías para la innovación de procesos, podrá optimizar su negocio y obtener una ventaja competitiva sobre sus competidores.

3 excusas para frenar la innovación

La innovación no es un éxito garantizado. Hay varios factores que pueden impedir que la innovación tenga éxito, y a menudo supone un glosario de excusas para frenar la innovación en la empresa:

Coste de Innovación: para innovar hay que implementar tecnología, contar con empleados especializados, cambios en la identidad de la empresa, etc. No cabe duda de que la innovación en una empresa conlleva una inversión y, dado que el aumento de los beneficios no está garantizado, puede suponer un riesgo, pero en un contexto de constante cambio, cuál es el riesgo real de no innovar. Sin duda, perder competitividad.

Planificación: La innovación lleva tiempo, y el tiempo que se dedica a innovar supone un coste de oportunidad. Si no se innova de manera ágil, se pierde cuota de mercado, con el impacto que supone en la cuenta de resultados y la confianza de clientes e inversores.

Gestión de la innovación: La generación de ideas innovadoras es un proceso emocionante, pero si las empresas realizan grandes innovaciones, es posible que nunca encuentren una identidad o un mercado estable, y será difícil para los clientes y empleados seguir el ritmo de los cambios. Es importante elegir los procesos, productos o servicios susceptibles a la innovación para gestionarlo de manera adecuada en la empresa.