La importancia de la experiencia de usuario

Publicado el

Cuando hablamos de experiencia de usuario nos referimos a la percepción que tienen las personas cuando usan un producto o servicio determinado. Accesibilidad y usabilidad son dos términos estrechamente ligados a la experiencia de usuario. Al final, un producto es un conjunto integrado de experiencias.

El comportamiento de los consumidores va variando con el paso del tiempo por lo que es fundamental analizar sus necesidades para mejorar sus experiencias. El uso de dispositivos tecnológicos y la demanda de experiencias de usuario interactivas han aumentado. Los diseñadores deben estar al tanto de las nuevas tendencias de UX para satisfacer las demandas futuras y los nuevos requisitos de diseño.

Hay que adaptar el diseño dependiendo de los distintos dispositivos. La manera en la que interactuamos con el contenido es diferente dependiendo de las distintas plataformas, por eso hay que adaptarlo a cada una de ellas. No debe aparecer la misma información y estructura en IPad que en Móvil.

Cada vez es más difícil conseguir captar la atención de los usuarios. Hoy en día, las empresas deben contar una historia en torno a las experiencias digitales que ofrecen. El usuario tiene que formar parte del contenido, ser protagonista de la historia. La interacción de los contenidos es muy importante, conseguir que el usuario y dispositivo estén unidos formando una conexión que motive a los usuarios a querer dedicarle tiempo.

La personalización es un factor importante. En el sector retail es fundamental ya que permite al cliente la trazabilidad completa del producto desde que lo compra hasta que lo obtiene. Además, facilita la compra de productos relacionados y la posibilidad de ofrecer productos que puedan ser de interés. Todo esto ayuda a mejorar la experiencia de compra, garantiza la seguridad y facilita el proceso de compra.

La inteligencia artificial hoy en día juega un papel muy importante. En un breve periodo de tiempo, la inteligencia artificial podrá incluso detectar emociones y sentimientos de los usuarios lo que nos ayudará a contar con una mayor personalización de un producto o servicio.

Muchas más tendencias harán que cada vez la experiencia de usuario sea más emocionante. Los hábitos de consumo han cambiado y los usuarios no son fieles a una marca determinada. Las decisiones de compra vienen marcadas por atributos que van más allá de la identificación de la marca. La clave está en la diferenciación y esto viene mediante una buena planificación estratégica.

El proceso para su diseño está relacionado con comprender y diseñar la experiencia del usuario de principio a fin, y no sólo el aspecto estético y las funcionalidades de un sitio. Los clientes piden algo tangible inmediatamente, pero primero debemos entender los requerimientos del negocio y las necesidades de los usuarios. Los pensamientos de los clientes sobre un producto son mayormente influenciados por las experiencias y sensaciones mientras lo usan. Una buena experiencia de usuario produce clientes apasionados y felices, esto impacta en el precio de un producto o servicio y le aporta mayor valor.